Imagen
Tema de la semana
   
MASAJE TANTRA BARCELONA
Masajes Tántricos
TANTRA
Sexología Tántrica/Taoista
MEDITACIÓN TÁNTRICA
El Mandala
YOGA
Pranayama
MUDRAS
Gemas
MANTRAS
Chakras
LA RUEDA DE LA VIDA
Tema de la semana
Para Meditar...
Enlaces
CURSOS Y TALLERES
Contacta

Visita al Centro Kathmandu
Artículos y opiniones
680 210 596
BARCELONA
imagen
EL BUDA
Vivió en el norte de la India, en el siglo VI a.C. Su nombre personal era Sidarta (Siddartha, en sánscrito) y su apellido, o nombre de familia, era Gotama (Gautama, en sánscrito).

Su padre fue Sudodana, gobernante del reino de los Sakyas (situado en el actual Nepal), y su madre la reina Maya. Según la costumbre de la época contrajo matrimonio a los 16 años con la princesa Yasodara, con quien tuvo un hijo.

El joven príncipe debía tener tendencias religiosas que su padre adivinó, ya que Sidarta fue aislado en palacio y rodeado de todos los lujos posibles para evitar que le llegaran los problemas y sufrimientos normales de la humanidad. Sin embargo diversas "casualidades" permitieron que Sidarta contemplase directamente la pobreza, la enfermedad, la extrema vejez y la muerte. Profundamente afectado por la visión de estos males (quizá su lujoso aislamiento hizo aún más fuerte la impresión), decidió hallar la causa y la solución a estos males aparentemente irremediables, por lo que pensó en buscar las enseñanzas adecuadas. Así fue como decidió abandonar su futuro reino, su mujer y su hijo en busca de un antídoto para el mal.

Durante 6 años el príncipe Sidarta practicó un furioso ascetismo; tal como se lo indicaron los distintos maestros que a su paso fue encontrando. Tan débil y esquelético llegó a estar que, según lo cuentan crónicas posteriores, apenas podía sostenerse en pie con todas sus costillas cubiertas por un ligero manto de carne. Sin embargo el antídoto al sufrimiento se le hacía esquivo y no hallaba nada concluyente en su búsqueda infatigable.

En cierto momento una aldeana se apiadó del esquelético y maloliente asceta y le ofreció unas gotas de leche. Sidarta, que ya había reflexionado sobre las consecuencias inútiles de tan extrema privación, aceptó esas pocas gotas; y con energía renovada se sentó a los pies de un árbol con la firme decisión de encontrar, de una vez por todas, la pieza que faltaba en el rompecabezas cósmico.

Así fue como se sentó a meditar Sidarta al pie del árbol (desde entonces conocido como el árbol Bodhi, o de la "Sabiduría"), a orillas del río Neranjara, en Buda Gaya (en el actual Bihar), cuando contaba ya 35 años. Luego de muchos días y noches, donde fue sometido a toda clase de tentaciones y depresiones, alcanzó la iluminación y con ella la transformación. Se había sentado a meditar Sidarta; al levantarse era el Buda.

Buda viene de la raíz "Bud" que significa "despierto" o "iluminado", así como Cristo significa "ungido". No debe usarse como nombre propio, ya que significa un título y un reconocimiento por haber alcanzado un estado de desarrollo espiritual.

Posteriormente a esa experiencia crucial dudó sobre que hacer y, según la leyenda, los dioses del cielo le pidieron que no se quedara para sí esa experiencia sino que la compartiera con los demás hombres. Así fue como en el Parque de las Gacelas, en Isipatana (la actual Sarnath), el Buda se encontró nuevamente con los 5 ascetas que habían compartido con él parte de su búsqueda.

Al principio éstos se negaron a escucharles, convencidos que aceptar alimento (aquellas gotas de leche) había sido una claudicación. No obstante la serenidad y confianza del Buda se impuso y escucharon el primer sermón. De esta manera, cuenta la leyenda, empezó a girar la rueda de la ley: las cuatro nobles verdades que caracterizan al budismo con una identidad propia. Así fue como nació la Sangha.

La Sangha, la comunidad budista, es la consecuencia de la prédica del Buda. No resisto la tentación de transcribir las apasionadas palabras de Edward Conze, un reconocido estudioso del budismo:

"La comunidad budista es la institución más antigua de la humanidad. Ha sobrevivido más tiempo que ninguna otra institución, con excepción de la secta afín de los jainos. Allí están los grandes y orgullosos imperios de la historia, guardados por legiones de soldados, naves y magistrados. Apenas alguno de ellos duró más de unos tres siglos. Y allí tenemos un movimiento de mendigos voluntarios, que siempre apreciaron más la pobreza que la riqueza; que habían jurado no hacer daño ni matar a otros seres; que pasaban el tiempo soñando maravillosos sueños, inventando hermosas tierras de nunca jamás; que despreciaban todo lo que el mundo valorara; que valoraban todo lo que el mundo despreciara; la mansedumbre, la generosidad, la contemplación ociosa. Y sin embargo, mientras que esos poderosos imperios, construidos sobre la codicia, el odio y el engaño, duraron sólo unos cuantos siglos, el impulso de autonegación llevó a la comunidad budista a través de 2.500 años."

Durante 45 años Buda predicó a toda clase de personas: de ambos sexos, ricos, pobres, santos y ladrones. No hacía ninguna distinción de clase, de cultura, o de sexos. Tampoco de castas (con lo que se enfrentó directamente con el hinduismo, la religión dominante en la zona). También aceptó la admisión de mujeres al nuevo culto; siendo la primera gran religión que creó la categoría de monjas; algo que en su época causó verdadero horror porque las mujeres no podían entender ni aspirar al conocimiento religioso. Un detalle curioso es que las campanas, y su uso dentro del culto, también son de origen budista.

La personalidad del Buda histórico, Sidarta Gotama, tal como aparece en todos los relatos de la época, es avasallante. Su personalidad se proyecta a través de los tiempos en cada anécdota que leemos de él. El Buda murió en Kusinara (el actual Uttar Pradesh), a los 80 años, rodeado de una multitud de discípulos. Según los escritos budistas sus últimas palabra fueron: "todas las cosas son perecederas. Esforzaos por vuestra salvación".
imagen
Musica y salud

Sabemos que desde los tiempos de la antigua Grecia numerosos filósofos, historiadores y científicos han escrito sobre la música como agente curativo. Hace más de 2.500 años que el filósofo griego Pitágoras recomendó cantar y tocar un instrumento musical cada día para eliminar del organismo el miedo, las preocupaciones y la ira. No obstante, fue en el siglo XVIII que comenzaron a aparecer informes en la literatura profesional. En el siglo XIX aparecieron informes de experimentos realizados por eminentes terapeutas en pacientes aquejados de ansiedad, angustia y miedos .

La terapia musical o musicoterapia moderna tiene su origen en Inglaterra. El más antiguo texto sobre música y medicina fue escrito por un médico llamado Richard Browne y publicado en 1729. Esta obra titulada Medicina Música, que aplicaba a la musicoterapia los principios científicos elaborados por el matemático y filósofo Rene Descartes.


Influencia de la Música en nuestro cuerpo

Hoy sabemos que la música tiene una serie de efectos fisiológicos. Influye sobre el ritmo respiratorio, la presión arterial, las contracciones estomacales y los niveles hormonales. Los ritmos cardiacos se aceleran o se vuelven más lentos de forma tal que se sincronizan con los ritmos musicales. También se sabe que la música puede alterar los ritmos eléctricos de nuestro cerebro.

Si uno cierra los ojos por un minuto y escucha su entorno inmediato, oirá bocinas, martillos, gotas de lluvia, niños riendo, una orquesta sinfónica, etc. La terapia musical sostiene que lo que uno escucha puede afectar la salud positiva o negativamente. El sonido puede ser un gran sanador. Hi también conocemos los efectos destrutivos del ruido ensordecedor de las grandes cuidades, generadoras de estrés y enfemedades psicosomáticas.

Los terapéutas musicales utilizan el sonido para ayudar a superar una amplia variedad de problemas físicos y mentales, que van desde la enfermedad de Alzheimer hasta el dolor de muelas. Los investigadores han descubierto la facultad de la música para disminuir el dolor, mejorar la memoria y reducir el estrés.

imagen
Dos tendencias:

Existen dos interpretaciones alternativas de la terapia musical. Ambas son creativas. La primera sostiene que la música tiene efectos positivos sobre nuestro sistema nervioso. Esta interpretación se origina en un estudio en la Universidad de California, que demostró que los niños que se exponen a la música de Mozart antes de una prueba de inteligencia demuestran un mejoramiento en la puntuación al ser comparados con un grupo control. Los investigadores concluyeron que la música de Mozart, que es básicamente una serie de variaciones complejas y brillantes sobre temas sencillos, activa unas vías neurológicas que se convierten en catalizadores para un mejora de la capacidad intelectual demostrada en una prueba. Aunque este efecto es pasajero algunos investigadores lo interpretan en el sentido de que cierto tipo de música logra unos cambios favorables en el cerebro de las personas que la escuchan. También se ha observado que cuando se introduce la música estratégicamente aplicada a edades tempranas, puede tener efectos favorables permanentes sobre el sistema nervioso.

La otra posibilidad es que la música actúe meramente como una distracción. Se sabe que la distracción puede tener efectos favorables sobre la percepción del dolor. El dolor se agrava mientras más pensamos en el mismo, por lo que cualquier cosa que desvíe nuestra atención puede hacer que nuestra sensación de dolor disminuya. Ciertamente la música puede actuar distrayéndonos y apartando nuestra atención de eventos desagradables. Sin embargo, según muchos estudiosos del tema esto no es todo. Aparentemente también tiene la capacidad de evocar sentimientos y estados de ánimo que pueden ser de gran ayuda para controlar no sólo el dolor sino el temor y la ansiedad que le acompañan y que exacerban la percepción del mismo.

Muchas personas trabajan y estudian mejor con un trasfondo musical. La música, usada de forma correcta, parecer tener un efecto que no es meramente el efecto del ruido. Probablemente hay una explicación neurológica a los efectos de la música. Puede que sea, o no, un lenguaje universal, pero ciertamente es un modificador universal de los estado de ánimo. Desde el momento en que la civilización desarrolló alguna forma de idioma musical la ha utilizado como un método para tranquilizar. El uso de sonidos suavizantes parece ser tan necesario a nuestro organismo como el aire o los alimentos.

También los tántricos conocen, desde tiempos antiguos, el efecto de la música y de la danza en el cuerpo, la mente y la espiritualidad del ser humano. Es por esto que en el sadhana tántrico además de otros aspectos ( el yoga, el pranayama, el masaje... ), se observa el crecimiento integral de la persona mediante la danza y la música.
imagen
imagen
ESTRÉS

En situaciones normales las células de nuestro organismo emplean alrededor de un 90% de su energía en actividades metabólicas dirigidas a la renovación, reparación y creación de nuevos tejidos. Esto es lo que se conoce como metabolismo anabólico. Sin embargo en situaciones de estrés esto cambia drásticamente. En lugar de actividades dirigidas a la renovación, reparación y creación de tejidos el organismo se dedica a tratar de enviar cantidades masivas de energía a los músculos. Para lograr esto el cuerpo cambia a lo que se conoce como metabolismo catabólico. Las actividades de reparación y creación del cuerpo se paralizan e incluso el organismo comienza a descomponer los tejidos en busca de la energía que tan urgentemente necesita.

En la antiguedad el mecanismo del estrés cumplía el propósito de preparar a los seres humanos para responder a estados de emergencia que le representaban una amenaza física. La forma de responder a este tipo de emergencia era, por lo general, huyendo o peleando, respuestas para las cuales se requiere una gran cantidad de energía y fuerza muscular. Los cambios hormonales y otras alteraciones fisiológicas que se producen en estados de estrés van dirigidas a lograr esto. Imaginemos a un primitivo morador de las cavernas que tiene que enfrentarse al impensado ataque de un animal salvaje. El organismo de este cavernícola se prepara para responder a la amenaza. Los músculos se tensan, la respiración se vuelve rápida y poco profunda, el hambre y el deseo sexual se suprimen, el proceso digestivo se detiene, el cerebro se coloca en un estado de alerta máxima y los sentidos se agudizan. Las glándulas adrenales comienzan a lanzar hacia el torrente sanguineo varias hormonas, a las que se les conoce como hormonas de estrés, entre ellas adrenalina (también conocida como epinefrina) y cortisol que ayudan a aumentar la producción de energía y la fuerza muscular.
imagen
En nuestra moderna sociedad no tenemos que enfrentarnos por lo general a animales salvajes (al menos en el sentido literal del término). Sin embargo, nos enfrentamos a situaciones de otro tipo tales como problemas en el trabajo, o el matrimonio, con los mismos mecanismos con los que nuestros antepasados se enfrentaban a los animales salvajes. El problema surge a causa de que los cambios habidos en la sociedad se han dado en forma tan veloz que no han permitido al proceso evolutivo, que es sumamente lento, adaptarse a los mismos. Si la comparamos con los cientos de miles de años que el ser humano lleva sobre la tierra veremos que la vida civilizada es una condición sumamente reciente. Por lo tanto estamos utilizando aún mecanismos que fueron desarrollados para lidiar con los peligros que comunmente se presentaban en la vida de las cavernas.

En la vida cavernícola los estados de emergencia duraban a lo sumo unos pocos minutos. Una vez superada la emergencia, el nivel de hormonas secretadas y los procesos fisiológicos volvían a su estado normal. En nuestra moderna sociedad el mecanismo del estrés se activa no tanto a causa de peligros momentáneos sino a causa de estados emocionales prolongados (como, por ejemplo, una situación de infelicidad matrimonial) o que se repiten a diario (como, por ejemplo, el tapón para ir y para regresar del trabajo). Bajo dichas circunstancias la adrenalina, el cortisol y otras hormonas que son secretadas pueden comenzar a causar grandes daños a nuestro organismo. Entre estos daños se incluyen: fatiga, destrucción de los músculos, diabetes, hipertensión, úlceras, enanismo, impotencia, pérdida de deseo sexual, interrupción de la menstruación, aumento en la susceptibilidad a enfermedades, y daños a las células nerviosas.

Algunos estudiosos apuntan que lo más que impresiona de estos daños es el hecho de que, tomados en conjunto, se parecen mucho a lo que sucede en el proceso de envejecimiento.
imagen
Cómo el estrés daña nuestras arterias
Ya vimos algunos de los cambios causados por las hormonas de estrés con el propósito de prepararnos para un estado de emergencia. Aunque esto puede ayudarnos a escapar de un peligro inmediato tiene sus costos. Por ejemplo, el aumento en la cantidad y en la fuerza con que la sangre se mueve a través de las arterias causado por la adrenalina, causa una erosión de la cubierta interior de estas. La grasa que el cuerpo moviliza para ser convertida en energía, si no es utilizada para estos propósitos termina siendo convertida en colesterol. Piense en una persona cuya respuesta de estrés se activa pensando en los problemas que tiene con el jefe en la oficina. Grasa que estaba almacenada en las células de grasa sale de estas con el propósito de proveer energía. Como esta persona meramente está pensando y no va a ejercitar sus músculos peleando o huyendo (aunque tal vez quisiera usarlos para golpear al jefe) esta grasa en lugar de convertirse en glucosa para proveer energía termina siendo convertido en colesterol por el hígado. Este colesterol se adhiere al interior erosionado de las arterias. Por otra parte el sistema inmunológico intenta reparar el daño a las arterias y para esto envía unas células llamadas monocitos. El proceso de reparación normalmente funciona y el interior de las arterias es reparado sin causar problemas mayores. Sin embargo, si la situación de estrés se repite muy a menudo los monocitos se transforman en unas células de gran tamaño llamadas macrófagos que en lugar de hacer su trabajo e irse se pegan a las paredes de las arterias y no llevan a cabo una efectiva tarea de reparación. Estos macrófagos hacen que se genere un estado inflamatorio en el interior de las arterias. Estos macrófagos además, por decirlo así, chupan el colesterol que circula por el área y se hinchan convirtiéndose en unas células aún más grandes con numerosos glóbulos de grasa en su interior. Si este proceso continúa eventualmente estas células crean una placa que va obstruyendo las arterias. Llega el momento en que la arteria está tan obstruida que un pequeño coágulo la tapa por completo y el resultado es un infarto.
imagen
Cómo el estrés puede acortar la vida
Por otra parte en un estudio publicado en noviembre de 2004 se encontró otra de las maneras en que el estrés puede acortar la vida y predisponernos a enfermedades. Los cromosomas (estructuras en forma de filamento donde están contenidos los genes) de nuestras células tienen unas terminaciones llamadas telómeros. Cada vez que la célula se divide los telómeros se vuelven más cortos. Cuando los telómeros se acortan demasiado la célula deja de dividirse y muere. Existe en nuestro cuerpo una enzima que restaura una porción de los telómeros acortados y que por tanto aumenta el tiempo de vida de nuestras células. En este estudio llevado a cabo con un grupo de mujeres que habían estado cuidando a un hijo crónicamente enfermo y otro grupo que eran madres de niños saludables se encontró, primeramente algo obvio, las primeras informaron estar sometidas a niveles de estrés mayores que las segundas. En segundo lugar se encontró que mientras más años las primeras llevaban cuidando a su hijo enfermo (luego de tomar en consideración la edad de las mujeres) más cortos eran sus telómeros y menor la actividad de la telomerasa. Finalmente, un hallazgo sumamente revelador fue que las células de las mujeres de ambos grupos que reportaron sentir los niveles mayores de estrés habían envejecido unos 10 años más que las de mujeres de la misma edad que reportaron los más bajos niveles de estrés. Los científicos sospechan que las hormonas de estrés están involucradas en estos resultados. Lo que implica este estudio es que el estrés crónico tiene la capacidad de acortar la vida de nuestras células y posiblemente hacer que envejezcamos más rápidamente. En este estudio las células cuyo nivel de envejecimiento se midió fueron parte del sistema inmunológico que es el que nos protege de infecciones y dirige la forma en que nuestro cuerpo sana las heridas, lo que puede dar una clave de como el estrés crónico debilita nuestras defensas y nos predispone a desarrollar enfermedades. Actualmente se planifica estudiar si lo mismo ocurre con otras células. En un estudio llevado a cabo en Gran Bretaña se encontró una relación entre los niveles de estrés y el síndrome metabólico. Esta es una condición en la que las personas tienen una combinación de cuando menos tres de los siguientes síntomas: obesidad, altos niveles de azúcar, elevados niveles de triglicéridos, y bajos niveles de colesterol de colesterol LDL (el llamado colesterol bueno). Esta es una condición que se considera precursora de problemas cardiacos.
imagen
Cómo el estrés puede causar daños al cerebro
Un lugar donde las hormonas de estrés son particularmente perjudiciales es el cerebro. Se ha encontrado que los niveles elevados de cortisol pueden causar daños en una región del cerebro conocida como el hipocampo que juega un importante papel en la memoria. Un área del hipocampo que muestra daños es la conocida como el giro dentato, esta es una región que produce nuevas neuronas aún en las personas de edad avanzada. Los altos niveles de cortisol también dañan la parte de las neuronas dedicadas a recibir señales en el hipocampo. Se ha documentado una pérdida de hasta 14 por ciento en el volumen del hipocampo en personas de edad avanzada que han estado expuestas a niveles elevados durante largo tiempo. El estrés crónico va poco a poco destruyendo la capacidad para formar lo que se conoce como memoria episódica, es decir los recuerdos acerca de actividades recientes significativas para la persona, como por ejemplo, que desayunó hoy o adonde fue ayer. Por otra parte el estrés parece tener un impacto contrario en una región del cerebro adyacente al hipotálamo llamada la amígdala. Esta región está involucrada en las respuestas de miedo, coraje y agresión. Investigaciones recientes Bajo condiciones de estrés crónico la amígdala desarrolla nuevas neuronas y esto va acompañado de un aumento en los niveles de ansiedad. Se ha encontrado que las personas con depresión o estrés posttraumático tienden a tener un sistema de estrés sobreactivo. Esto puede afectar el funcionamiento de la serotonina, un neurotransmisor que afecta los estados de ánimo y que guarda relación con la depresión. Otros estudios indican que las personas con depresión extrema o condesorden posttraumático tienen un hipócampo más pequeño y experimentan problemas de memoria. Sin embargo, no está claro si el estrés es el causante de estos cambios o si las personas nacen con estas diferencias lo que las hace más vulnerables al desarrollo de estos problemas.
imagen
imagen
¿Qué es Prana?

"Quien conoce a Prana, conoce a los Vedas": tal la importante declaración de los Srutis.
En las Sutras Vedantas encontramos lo siguiente: "Por la misma razón el aliento es Brahman".
Prana es la suma total de las energías manifestadas en el Universo. Es la totalidad de las fuerzas que actúan en la Naturaleza y de todas la" fuerzas y poderes latentes, ocultos en el hombre y que se encuentran rodeándole por doquier.
El calor, la luz, la electricidad, el magnetismo, son manifestaciones de Prana.
Las fuerzas, los poderes y el Prana surgen de una fuente común: Atma. Del mismo modo, las fuerzas físicas y mentales están supeditadas al Prana, que actúa sobre cada plano del ser, desde el más elevado al más bajo.
Todo lo que trabaje, se mueva o tenga vida es una expresión o manifestación del Prana. El Akasa o éter es también una manifestación del Prana.
El Prana se relaciona con la mente, mediante ésta con la voluntad; por medio de la voluntad se vincula al alma individual y por ésta al Supremo Ser .
Si conociésemos cómo controlar las pequeñas ondas de Prana qué actúan a través de la mente, nos serla posible conocer el secreto de cómo subyugar al Prana Universal.
El Yogui que alcanzare el conocimiento de este secreto no temerá a poder alguno, por cuanto habrá logrado dominio pleno sobre las manifestaciones del poder del Universo.
Lo que se conoce como "poder de la personalidad" no es otra cosa que la capacidad natural de una persona en el manejo del Prana. Algunas personas obtienen mayor éxito en la vida y son más influyentes y fascinadoras que otras. Ello se debe al poder de este Prana. Tales personas manejan a diario y, naturalmente, en forma inconsciente, la misma influencia que el Yogui usa conscientemente mediante el comando de su voluntad. Otros hay que por mera casualidad e ignorancia hacen descender a este Prana a lo bajo y lo usan, con nombres falsos, para propósitos viles.
Podemos apreciar el trabajo del Prana si observamos los movimientos de sístole y diástole del corazón, cuando impulsa la sangre por las arterias; en el acto de la inhalación y la exhalación
del aliento, en la digestión de los alimentos, en la excreción de la orina y las materias fecales; en la elaboración del semen, el quilo, el quimo, la saliva; en el parpadeo, al caminar, correr, jugar, hablar, pensar, razonar; en los actos sensitivos y volitivos, etcétera.
Prana es el eslabón entre el cuerpo astral y el físico.
Cuando el delgado hilo de Prana se corta. el cuerpo astral se separa del cuerpo físico y se produce la muerte. En este caso el Prana que estaba actuando en el cuerpo físico se retira, alojándose en el cuerpo astral.
Durante el Pralaya cósmico, el Prana permanece en estado sutil, inmóvil, inmanifestado e indiferenciado.
Cuando se inician las vibraciones, el Prana se pone en movimiento y actúa sobre el Akasa, dando origen a múltiples formas.
El Macrorosmos (Brahmanda) y el Microcosmos (Pinda) son combinaciones de Prana (energía) y Akasa (materia).
Lo que mueve la máquilla de un tren y la de un buque; lo que hace posible el vuelo de un avión; la causa de la respiración y aquello que conocemos en sí mismo como verdadera vida de esa
respiración es Prana.
Creemos que los lectores tienen ya una comprensiva explicación del término Prana, del cual se poseía un concepto vago al principio de nuestra exposición.
Mediante el gobierno de la respiración, es posible administrar eficientemente todos los movimientos del cuerpo y las diferentes corrientes nerviosas que circulan a través del organismo. Se puede controlar y desarrollar, fácil y rápidamente, cuerpo, mente y alma.
Es por medio del Pranayama que podemos controlar las circunstancias y el carácter, y armonizar conscientemente la vida individual con la vida cósmica.
El aliento, dirigido por el pensamiento y bajo el control de la voluntad, es una fuerza vitalizante y regeneradora que se puede usar conscientemente para el desarrollo propio, para la curación de múltiples enfermedades incurables del organismo, propias o ajenas, y para muchos propósitos útiles. Todo esto se halla dentro de nuestras posibilidades, fácilmente, y en cualquier momento de
nuestra vida. Usémoslo con juicio.

Swami Sivananda
imagen
AUTOMASAJE TAOÍSTA

Masaje de Cara
Frotar se la cara en círculo 18 veces hacia dentro y 18 veces hacia fuera como si nos lavásemos la cara


Tambor de Oidos
Con las palmas de las manos sobre los oídos, y los dedos hacia atrás, golpear con los índices, haciendo látigo sobre el dedo medio, en la parte posterior de la cabeza 36 veces notando vibrar los tímpanos.


Masaje de Ojos
Con los montículos de la mano sobre los ojos y los dedos hacia arriba, masajear los globos oculares, efectuando círculos 18 veces hacia dentro y 18 veces hacia fuera.


Masaje de Dientes
Con la boca cerrada, chocar los dientes 18 veces con los incisivos (delante) y 18 veces con las muelas (detrás)


Masaje de Nariz (Tabique nasal y Zu Tai Yang)
Con las falanges de los pulgares, por la parte externa del dedo, a ambos lados del tabique nasal, masajear de arriba hacia abajo (y solo en este sentido) 36 veces el tabique nasal.


Masaje de Riñones
Con las manos presionando sobre los riñones mover el interior de arriba abajo 36 veces


Masaje de Intestinos
Con la mano derecha sobre el Dan Tien y la izquierda encima masajear los intestinos primero en sentido del intestino, de derecha a izquierda, 18 veces y luego cambiar las manos y el sentido, para repetir otras 18 veces


Masaje de Planta del Pie ( Yong Quan cada pie)
Con el pie izquierdo descalzo, colocarlo sobre la pierna derecha, para masajear la planta del pie (puente o zona del punto Yong Quan 1R) con la punta de los dedos de la mano derecha 36 veces de delante hacia atrás para luego cambiar de mano y pie y repetir otras 36 veces

Asociación de Taoísmo de Cataluña

imagen
Las primeras veces de una relación sexual.

Las primeras veces (en plural siempre) tanto para hombres como para mujeres, de una relación sexual, es frustrante, desilusionante, doloroso, angustioso y ...... montones de cosas más. La expectativa de tener relaciones maravillosas,
despanpanantes, grandiosas, inolvidables, son, claro está, para el "Para Tí", y revistas "del corazón" similares, que lo
único que quieren, es vender y de ninguna manera, educar.
Son comunes en las primeras veces, la imposibilidad de tener erección, las dificultades eyaculatorias, los dolores a la penetración, o, directamente, la imposibilidad de penetrar, la falta total o parcial de orgasmo femenino y la culpa que ronda y se proyecta permanentemente, sobre ambos integrantes, del ritual más antiguo y paleolítico del planeta.
Considerar eso, es lo mínimo que los jóvenes de ambos sexos, tienen que hacer. Si alguien, en uso de sus facultades mentales, no está angustiado, inquieto, nervioso, tembloroso, lleno de adrenalina, en los momentos de tener las primeras
(siempre en plural) relaciones sexuales, es porque pertenece a otra galaxia.


Dr.Juan Carlos Kusnetzoff
imagen
Abrazoterapia

Se ha comprobado que todos necesitamos contacto físico para sentirnos bien, y una de las formas más importantes de contacto físico es el abrazo.Cuando nos tocamos y nos abrazamos con espíritu solidario y alegre, llevamos vida a nuestros sentidos y reafirmamos la confianza en nuestros propios sentimientos.


Algunas veces no encontramos las palabras adecuadas para expresar lo que sentimos. Otras veces, simplemente no nos atrevemos a decirlas, ya sea por timidez o porque los sentimientos nos abruman, en esos casos se puede contar con el idioma no verbal de los abrazos. No solo debemos utilizar el lenguaje también debemos utilizar la sabiduría intuitiva, sin palabras y escuchar con el corazón. Así percibiremos el significado más profundo del misterio al que llamamos amor.


Los abrazos, además de hacernos sentir bien, se emplean para aliviar el dolor, la depresión y la ansiedad. Provocan alteraciones fisiológicas positivas en quien toca y en quien es tocado. Acrecienta la voluntad de vivir a los enfermos. Es de todos bien sabido que cuatro abrazos al día son necesarios para sobrevivir, ocho para mantenerse y doce para crecer como personas.



¿Que nos brinda un abrazo?

Seguridad: No importa cuál sea nuestra edad ni nuestra posición en la vida, todos necesitamos sentirnos seguros. Si no lo conseguimos actuamos de forma ineficiente y nuestras relaciones interpersonales declinan.


Protección: El sentirnos protegidos es importante para todos, pero lo es más para los niños y los ancianos quienes dependen el amor de quienes los rodean.
Confianza: La obtendremos de la sensación de seguridad y protección que recibimos. La confianza nos puede hacer avanzar cuando el miedo se impone a nuestro deseo de participar con entusiasmo en algún desafío de la vida.


Fortaleza: Quizá pensamos que la fortaleza es una energía desarrollada gracias a la decisión de un individuo pero siempre podemos transmitir nuestra fuerza interior convirtiéndola en un don para el prójimo para confirmar y aumentar la energía ajena. Cuando transferimos nuestra energía con un abrazo, aumentan nuestras propias fuerzas.


Sanación: Nuestra fortaleza se convierte en poderosa energía curativa cuando la transmitimos por medio del abrazo. El contacto físico y el abrazo imparten una energía vital capaz de sanar o aliviar dolencias menores.


Autovaloración: El reconocimiento de que valemos es la base de toda satisfacción y todo éxito en nuestra vida. Mediante el abrazo podemos transmitir el mensaje de reconocimiento al valor y excelencia de cada individuo.

Lucía

imagen
Declaración de los Derechos Sexuales

La sexualidad es una parte
integral de la personalidad
de todo ser humano.
Su desarrollo pleno depende
de la satisfacción de
necesidades humanas básicas
como el deseo de contacto,
intimidad, expresión emocional,
placer, ternura y amor.


La sexualidad se construye
a través de la interacción
entre el individuo y las
estructuras sociales.
El desarrollo pleno de la
sexualidad es esencial
para el bienestar individual,
interpersonal y social.


Los derechos sexuales
son derechos humanos universales
basados en la libertad,
dignidad e igualdad inherentes
a todos los seres humanos.
Dado que la salud es un
derecho humano fundamental,
la salud sexual debe ser
un derecho humano básico.


Para asegurar el desarrollo
de una sexualidad saludable
en los seres humanos
y las sociedades,
los derechos sexuales
siguientes deben ser
reconocidos, promovidos,
respetados y defendidos
por todas las sociedades
con todos sus medios.


La salud sexual es el resultado
de un ambiente que reconoce,
respeta y ejerce estos
derechos sexuales:

*
El derecho a la libertad
sexual.
La libertad sexual abarca la
posibilidad de la plena
expresión del potencial
sexual de los individuos.
Sin embargo, esto excluye
toda forma de coerción,
explotación y abuso sexuales
en cualquier tiempo y
situación de vida.
*
El derecho a la autonomía,
integridad y seguridad sexuales
del cuerpo. Este derecho
incluye la capacidad de
tomar decisiones autónomas
sobre la propia vida sexual
dentro del contexto de la ética
personal y social.
También están incluidas
la capacidad de control
y disfrute de nuestros cuerpos,
libres de tortura, mutilación y
violencia de cualquier tipo.
*
El derecho a la privacidad
sexual.
Este involucra el derecho a
las decisiones y conductas
individuales realizadas en
el ámbito de la intimidad
siempre y cuando no interfieran
en los derechos sexuales de otros.
*
El derecho a la equidad
sexual.
Este derecho se refiere a la
oposición a todas las formas de discriminación,
independientemente
del sexo, género,
orientación sexual, edad,
raza, clase social,
religión o limitación física
o emocional.
*
El derecho al placer sexual.
El placer sexual, incluyendo
el autoerotismo, es
fuente de bienestar físico,
psicológico, intelectual
y espiritual.
*
El derecho a la expresión
sexual emocional.
La expresión sexual va
más allá del placer
erótico o los actos sexuales.
Todo individuo tiene
derecho a expresar su
sexualidad a través de la
comunicación, el contacto,
la expresión emocional
y el amor.
*
El derecho a la libre
asociación sexual.
Significa la posibilidad
de contraer o no matrimonio,
de divorciarse y de establecer
otros tipos de
asociaciones sexuales
responsables.
*
El derecho a la toma de
decisiones reproductivas
libres y responsables.
Esto abarca el derecho a d
ecidir o no tener hijos,
el número y el espacio
entre cada uno, y el
derecho al acceso pleno
a los métodos de
regulación de la fecundidad.
*
El derecho a información
basada en el
conocimiento científico.
Este derecho implica
que la información sexual
debe ser generada a
través de la información
científica libre y ética,
así como el derecho
a la difusión apropiada
en todos los niveles
sociales.
*
El derecho a la educación
sexual integral.
Este es un proceso que
se inicia con el nacimiento
y dura toda la vida y que
debería involucrar a
todas las instituciones
sociales.
*
El derecho a la atención
de la salud sexual.
La atención de la salud
sexual debe estar
isponible para la prevención
y el tratamiento de
todos los problemas,
preocupaciones
y trastornos sexuales.

LOS DERECHOS SEXUALES
SON DERECHOS HUMANOS
FUNDAMENTALES Y UNIVERSALES.

Declaración del 13avo.
Congreso Mundial de Sexología,
1997, Valencia,
España Revisada y a
probada por la Asamblea
General de la Asociación
Mundial de Sexología,
WAS, el 26 de agosto
de 1999, en el 14_.
Congreso Mundial de Sexología,
Hong Kong,
República Popular China.

imagen
LA SEDUCCIÓN DEL PERFUME CORPORAL

La seducción del perfume corporal
Antes de que existiera el lenguaje, los antepasados de los humanos actuales utilizaban otros sistemas de comunicación. Usaban señales visuales, sonoras... y olfativas. Hasta 500 sustancias químicas distintas produce el cuerpo humano con un significado muy concreto que se percibe gracias al sentido del olfato.
Se trata de las feromonas, gracias a las cuales podemos enviar mensajes seductores, detectar el momento idóneo para mantener relaciones sexuales, e incluso reconocer estados de ánimo. Así lo contó recientemente en Madrid el etólogo humano de la Universidad de Viena, Karl Grammer, invitado por la Fundación La Caixa para dictar la conferencia Feromonas humanas y comunicación.

"Por el olfato podemos descubrir muchos detalles de nuestro interlocutor; si es feliz o no, si tiene miedo, si está angustiado... y naturalmente si es receptivo sexualmente o no", afirma Grammer sin pestañear. En los laboratorios del Instituto de Etología Urbana de Viena, donde se llevan cabo las investigaciones, llevan años estudiando las señales químicas de los humanos. "Por ejemplo, un hombre que no se haya duchado durante varios días puede causar rechazo entre la mayor parte de las mujeres que estén en una discoteca; pero seguro que habrá alguna a la que le parezca atractivo. Con seguridad, ella estará ovulando. Esto no significa que se vayan a la cama corriendo, porque ella tiene el poder de decisión", declara el etólogo alemán.

Al parecer, pasa lo mismo en el sentido contrario, puesto que los hombres tienen un radar en sus pituitarias.

"Al contrario que en otros animales, las mujeres no tienen signos externos de estar receptivas, por eso los hombres utilizan una especie de detector para captar la copulina, una de las feromonas femeninas de atracción sexual que se emite durante la ovulación", dice el experto, que añade que esta sustancia hace atractiva a quien la emite.

En ese flujo de comunicación olfativa no hay engaños, como puede ocurrir en el lenguaje. Las feromonas dicen la verdad de los sentimientos y de otros aspectos fisiológicos de quien las emite. Según señala Grammer, las mujeres saben distinguir incluso la capacidad inmunológica del portador.

"En la selección del macho ella busca un sistema inmune similar y diverso a la vez, y esa respuesta sólo puede llegar con las feromonas", afirma.

"A ellas les gusta el olor de los genes parecidos pero diferenciados. Es una cuestión puramente reproductiva. Prefieren lo conocido, pero que no sea igual. Así se evita el incesto y la consanguinidad. Todo ello forma parte de la biología más profunda, de las leyes de la selección", añade el experto en etología, una ciencia que estudia el comportamiento animal, y en este caso el de los humanos.

El sudor del labio
La androsterona, otra feromona que prácticamente sólo produce el hombre, estimula a la mujer durante la ovulación "y les encanta durante la menstruación". Es tan sugerente el poder de la androsterona que llega a "desestabilizar el ciclo menstrual".

Muchas veces se encuentra en el sudor de los hombres que surge en el labio superior. Esta sustancia química puede inducir incluso a una relación entre hombres, según Grammer.

Aunque la industria cosmética busca el perfume perfecto, no existe. La respuesta es que no hay un sólo perfume para todos. Todos tenemos una huella olorosa que nos identifica y diferencia de los demás. Así que es imposible reproducir a la carta esos efluvios.

Los estudios sobre el olfato del profesor Grammer han abierto un nuevo horizonte en el estudio de la percepción humana. Una facultad que existió, pero que se ha atrofiado en un rincón del cerebro por falta de uso. No obstante, este científico está convencido de que con un poco de entrenamiento volveríamos a percibir, por narices, todo un mundo de sensaciones actualmente desconocidas.

Gustavo Catalán Deus



--------------------------------------------------------------------------------

Los perfumes que contienen feromonas
aumentan el atractivo sexual femenino

Las mujeres que quieran aumentar su atractivo sexual y disfrutar de una vida en pareja mucho más activa pueden recurrir a muchas tácticas. Según parece, entre ellas se encuentra el uso de perfumes que contienen feromonas.
Éstas son sustancias químicas que segregan los animales (el ser humano incluido) para que las perciban los miembros del sexo contrario de su misma especie, con el objetivo de dar a conocer la disponibilidad sexual que tiene el individuo.

Muchas fragancias comerciales ya incluyen en su composición dichas sustancias, pero no estaba del todo claro si las feromonas artificiales añadidas al perfume ejercen magnetismo alguno sobre el otro sexo, dado que el ser humano ha perdido, o casi, muchas de sus características animales con la evolución de las sociedades.

De hecho, el comportamiento afectivo y sexual de las personas suele estar condicionado por multitud de factores sociales, educativos, emocionales e, incluso, económicos que poco tienen que ver, al menos a simple vista, con los parámetros puramente biológicos.

Norma McCoy, profesora de fisiología de la Universidad de San Francisco (EEUU) y miembro de la Academia Internacional de Investigación sobre Sexo, lleva más de 20 años estudiando la sexualidad femenina y acaba de publicar un curioso trabajo en la revista 'Physiology and Behavior' en el que afirma que las feromonas artificiales incluidas en el perfume aumentan el atractivo erótico de las mujeres ante los ojos de los varones.

Esta investigación se llevó a cabo con 36 voluntarias de entre 19 y 48 años de varias razas, reclutadas en la universidad estadounidense, que llevaron a cabo el seguimiento usando su fragancia habitual, a la que se le había añadido un placebo (sustancia sin actividad) o una fórmula incolora e inodora a base de feromonas.

Las participantes tenían que ser heterosexuales, solteras y sin compromiso, con buena salud, no podían estar tomando contraceptivos orales y debían tener periodos menstruales regulares. Todas rellenaron una especie de diario sociosexual en el que refirieron detalladamente su comportamiento afectivo con miembros del otro sexo antes y durante la investigación.

También recibieron instrucciones sobre cómo emplear su perfume, independientemente de que contuviera el placebo o las feromonas (formuladas a partir de muestras de secreciones tomadas de debajo del brazo de mujeres fértiles, sexualmente activas y heterosexuales). Éstas debían aplicarse una sola vez al día con pequeños toques bajo la nariz, en las mejillas y detrás de las orejas.

Al cabo de tres meses y medio, las participantes que usaron las feromonas percibían que su encanto sexual había aumentado, en general. Además, el 74% de este grupo había anotado en su diario más cantidad de lo que los autores denominaron «comportamientos sociosexuales».

De esta forma, se habían besado más veces con varones, habían llevado a cabo más intercambios sexuales (de diferente intensidad) y participaban en situaciones románticas a menudo.

Algunas pasaron de tener una sola experiencia afectiva a la semana a disfrutar de hasta seis relaciones íntimas en ese mismo periodo. Por su parte, las que usaron la fragancia inactiva, no notaron estos cambios.

Los autores afirman que «la fórmula de feromonas sintéticas, aplicada de manera tópica, aumenta el atractivo femenino ante los hombres». En consecuencia, también apuntan que las secreciones naturales de las féminas jóvenes que mantienen cierta actividad sexual ejercen un poderoso efecto sobre los miembros del sexo opuesto.

«La mujer que exuda estas sustancias es, aparentemente y sólo en el plano carnal, mucho más atractiva y, por consiguiente, los varones están mucho más dispuestos a tener relaciones con ella», resumen los investigadores.

Éstos aún no tienen claro cómo percibe estas feromonas el ser humano. No obstante, la mayoría de los datos disponibles al respecto indican que el epitelio olfativo y el órgano vomeronasal (ambos situados en el interior de la nariz) actúan como mediadores principales de dichas sustancias transmitiendo sus señales químicas al cerebro.

En cualquier caso, conviene aclarar que las feromonas no huelen y que pertenecen a un sistema de señales subconscientes que se transmiten entre los hombres y las mujeres para intercambiar información acerca de la receptividad de cada uno, así como de su disponibilidad ante la reproducción. McCoy tiene previsto realizar más investigaciones para descifrar las claves de esta comunicación erótica.

Alejandra Rodríguez



--------------------------------------------------------------------------------


¿Tenemos un sexto sentido?
No hay forma educada para decir esto: algunos científicos afirman que tenemos
un órgano sexual en la nariz. Si el mero hecho de pensar en ello le trastorna,
no hay que preocuparse mucho. A otros investigadores no les huelen muy bien
tales afirmaciones. La diminuta estructura sobre la que los científicos no se
ponen de acuerdo es el órgano vomeronasal, o el OVN. Este órgano consiste en un par de minúsculas fosas que están a ambos lados del septo nasal. Esta
estructura es sin duda un órgano sensorial en otros mamíferos y cumple una
función clave en la actividad sexual y en otros juegos que llevan a cabo los
animales. El OVN de los ratones o los hámsters detecta pequeñísimas cantidades
de feromonas, substancias químicas que los animales segregan para comunicar que están dispuestos a aparearse, que están ovulando e incluso para identificar a
sus crías. Ahora casi todos los anatomistas están de acuerdo en que tenemos una estructura que guarda un curioso parecido con el OVN, tras haberlo negado
durante décadas.


Lo que se ha puesto en duda es si el OVN de los humanos cumple alguna función o si no es más que un vestigio inservible heredado de nuestros antepasados
cuadrúpedos.
David Berliner, fundador de Pherin Corporation, laboratorio de Menlo Park,
California, está al frente del grupo de científicos que piensan que el OVN
humano es sin lugar a dudas un órgano sensorial sorprendentemente sensible, y
que los compuestos que lo estimulan causan importantes cambios fisiológicos.
Pero muchos otros investigadores que estudian la comunicación química entre los
animales no están convencidos de las afirmaciones más extravagantes de los
laboratorios Pherin, si bien se apresuran a decir que no descartan la
posibilidad de que el OVN humano cumpla alguna función.
Los defensores del OVN afirman que sus incrédulos colegas, al igual que los
anatomistas de antaño, se niegan a aceptar la verdad. A fin de cuentas, si
resultase cierto que los humanos tenemos un OVN funcional, el hallazgo tendría
implicaciones asombrosas (y un tanto embarazosas). Se confirmaría que los
fisiólogos han pasado por alto uno de los principales órganos sensoriales,
pieza clave de nuestro equipamiento sexual, pese a los siglos que llevan
hurgando, pinchando y haciendo la disección del cuerpo humano.
Aún más ominoso, este presunto órgano del sexto sentido podría desvelarnos todo
un nuevo frente subconsciente de la batalla de los sexos. De hecho, ya se están
explotando comercialmente las consecuencias del descubrimiento en el campo de
la sexualidad. En Estados Unidos y en Europa se ha puesto a la venta una gama
de perfumes cuyo contenido de feromonas actúa en teoría sobre el OVN. Y se
venden muy bien.

Cirujanos

Los expertos en cirugía plástica quizá también estén interesados en la
controversia en torno al OVN. Después de todo, suelen extirpar este órgano al
realizar la reconstrucción de la nariz, bien porque no saben nada de su
existencia, o porque están seguros de que sus pacientes no van a echarlo de
menos.
Pero quizá la consecuencia de más ancha repercusión sea la posibilidad de
emplear feromonas sintéticas, que actúan estimulando el OVN, para el
tratamiento de enfermedades tan distintas como el cáncer de próstata y el
síndrome premenstrual. Ante esta perspectiva, los inversores han aportado un
total de 9 millones de dólares (alrededor de 1.240 millones de pesetas) a los
laboratorios Pherin.
Aunque hace siglos que se descubrieron en humanos y animales, las sustancias
químicas que estimulan el OVN, las feromonas, se convirtieron en objeto de
investigación hace apenas unas décadas. El término feromona fue acuñado en 1959 por un grupo de científicos que estudiaba la comunicación química entre
insectos.
Lo aplicaron a cualquier compuesto, esteroide, alcaloide, proteína o cualquier
otra substancia que emiten los miembros de una misma especie para comunicarse entre ellos. Más tarde lo comprobaron en mamíferos.
De todos modos, el hecho de que algunos mamíferos tengan un órgano sensorial en la nariz parecía no tener repercusión alguna para los humanos, ya que se creía
que carecíamos de OVN.
La situación comenzó a cambiar en 1986, cuando dos investigadores se
propusieron comprobar de forma sistemática los constantes rumores sobre la
existencia del OVN humano. Valiéndose de sólo un pañuelo de papel y de un
espéculo, David Moran, entonces biólogo de la Universidad de Pennsylvania en
Filadelfia, y Bruce Jafek, otorrinolaringólogo de la Universidad de Colorado en
Boulder, descubrieron fosas vomeronasales en prácticamente todas las personas
que examinaron.
Y cuando los investigadores estudiaron con el microscopio electrónico el tejido
de la zona posterior de fosas extirpadas en intervenciones quirúrgicas de
reconstrucción de nariz descubrieron células parecidas a las células
sensoriales de los OVN de las ratas. Las células de ambas especies tienen la
forma de un puro abultado en el centro. No obstante, el OVN humano presentaba
una diferencia importante. Ni Moran ni Jafek descubrieron axones que
comunicaran las células del OVN humano con el cerebro.
Y es en este momento cuando entra en escena Berliner, profesor de anatomía
convertido en empresario, con una curiosa afición a los Rolls Royce rojos. Al
estudiar ciertos aspectos químicos de la piel humana, Berliner había
descubierto un misterioso extracto de piel que ponía de buen humor a los
trabajadores de su laboratorio. A finales de los 80 contrató a otros
científicos para que lo ayudaran a comprobar si los OVN tenían alguna relación
con los cambios de humor que causaba su extracto.
Uno de sus colaboradores, Luis Monti-Bloch, fisiólogo de la Universidad de Utah
en Salt Lake City, diseñó un dispositivo, combinación de microatomizador y
electrodo, para registrar los cambios de voltaje que se producían en la
superficie de las células que recubren el OVN cuando les administraba un
pequeño chorro de distintos compuestos del extracto de piel. También se
emplearon unas pequeñas sondas para registrar los cambios de voltaje que se
producían en la superficie del epitelio olfatorio en respuesta a las moléculas
que estimulan los receptores del olfato.
Dos esteroides del compuesto de Berliner provocaron una reacción eléctrica en
las células del OVN, sin hacer lo mismo en el epitelio olfatorio, lo que daba a
entender que los compuestos eran detectados por el órgano vomeronasal pero no
por la mucosa olfativa.
Pero lo más sorprendente de todo fue que la sensibilidad del OVN a los dos
esteroides del extracto dependía del sexo de la persona. El OVN de los
voluntarios varones reaccionaba al esteroide de la piel de las mujeres. Y otro
tanto ocurría en el caso de las mujeres.
Según Monti-Bloch y Berliner, estos resultados sugerían que el OVN humano
cumplía una función tan importante como la de cualquier otro órgano sensorial.
Incluso cabía pensar en que desempeñaba un papel en la transmisión de ciertas
señales sexuales subliminales.
A raíz de estos descubrimientos Berliner decidió crear una nueva empresa, Erox,
con sede en Nueva York, que en la actualidad comercializa dos perfumes, uno
para hombres y otro de mujeres. El reclamo publicitario hace hincapié en su
contenido de feromonas, de modo que el usuario piensa que el perfume atrae a
las personas del otro sexo. En realidad Real Men contiene el esteroide de la
piel de las mujeres, mientras que Real Woman contiene el de la piel de hombres.
La empresa afirma que las feromonas crean la sensación de bienestar que se
experimenta después de hacer el amor.
El pasado mes de junio, sin embargo, no fue el perfume lo que levantó el ánimo
del departamento comercial de Erox, sino la publicación por parte del equipo de
investigación de Berliner de lo que se considera la prueba definitiva de que el
OVN es un órgano activo.
En el artículo publicado en el Journal of Steroid Biochemistry and Molecular
Biology, se afirma que 10 voluntarios varones se relajaron repentinamente tras
administrarles en las fosas del OVN pequeñísimas cantidades, menos de la
millonésima parte de un miligramo, de un esteroide sintético llamado PDD.
Advirtieron un descenso en el ritmo de respiración y los latidos del corazón de
los voluntarios, así como la dilatación de los capilares de la piel de las
manos, al tiempo que registraban un aumento de las ondas cerebrales alfa, claro
indicio de relajación.
Pero el descubrimiento más importante, afirma Monti-Bloch, vicepresidente del
departamento de investigaciones experimentales de los laboratorios Pherin, es
que el PDD rociado sobre el OVN alteró el ritmo diario de dos hormonas clave,
la hormona luteinizante y la estimulante de folículos.

Nivel de testosterona

Al llegarle la orden del hipotálamo, la pituitaria segrega varias veces al día
estas hormonas en el torrente sanguíneo. Las hormonas, por su parte, determinan
el nivel de testosterona en el hombre. Tras rociar apenas 200 millonésimas de
un gramo de PDD en el OVN de los hombres varias veces cada hora durante seis
horas aumentó el intervalo entre cada secreción de dichas hormonas. En cambio
el tratamiento no tuvo efecto alguno en las mujeres voluntarias. Según Monti-
Bloch, otros resultados de las pruebas, aún no publicados, demuestran que el
nivel de testosterona de los hombres también se redujo.
«Por primera vez hemos conseguido manipular las conexiones nerviosas de la
parte más primitiva del cerebro empleando derivados sintéticos de feromonas
humanas que estimulan el OVN», asegura Berliner, aduciendo que las dosis de
esteroides eran tan pequeñas que es imposible que hayan entrado en el flujo
sanguíneo y sean responsables de los efectos registrados.
Berliner está convencido de que es posible crear medicamentos que tengan un
efecto directo sobre el OVN. Asegura, por ejemplo, que los compuestos que
actúan sobre el OVN podrían algún día emplearse en lugar de los medicamentos
que se usan ahora para reducir la testosterona en enfermos de cáncer de
próstata, o de los que disminuyen la hormona leuteinizante y la testosterona en
las mujeres que padecen de ovarios poliquísticos.
Por otro lado, el uso de fármacos que pueden rociarse directamente en el OVN
supondría otras ventajas. No sólo tendrían un efecto rápido, sino que además
causarían menos efectos secundarios, ya que sólo habría que emplear cantidades
muy pequeñas que no han de viajar por todo el sistema sanguíneo para llegar a
su objetivo.
Pero quizá el uso de mayor interés comercial de estos compuestos a los que
Berliner ha llamado vomeroferinas sea el tratamiento para trastornos
emocionales como la ansiedad aguda, ya que inducen un inmediato estado de
relajación. Los laboratorios Pherin ya han comenzado un pequeño estudio clínico
en la Clínica para el Síndrome Premenstrual de la Universidad de Utah, en Salt
Lake City, con el fin de comprobar si las vomeroferinas pueden aliviar los
síntomas de esta dolencia.
Michael Meredith, de Florida State University en Tallahassee, que estudia el
sistema vomeronasal de los mamíferos, se ha hecho eco de muchos de sus colegas
al afirmar que no existen pruebas de que el OVN de los humanos sea un órgano
inactivo, pero aún hay muchas interrogantes. Asegura que, en particular, nadie
ha descubierto pruebas anatómicas de la existencia de una conexión entre el OVN
y el cerebro.
Según Meredith, resulta muy difícil llevar a cabo este tipo de experimento.
Habría que esperar meses para comprobar si un tinte aplicado en el OVN de un
cadáver se filtra o no por los axones que en teoría llegan hasta el cerebro.
Además, aunque el equipo de Pherin ha presentado el tipo de pruebas
fisiológicas que demuestran que el OVN es responsable de una especie de sexto
sentido, Meredith no vacila en afirmar que «sería más fácil creer en estos
resultados si fuesen confirmados por alguna otra fuente que no tuviera tantos
intereses económicos en juego».
Richard Axel, experto en biología molecular de la Facultad de Medicina y
Cirugía de la Universidad de Columbia en Nueva York, también ha expresado
cierto recelo, pese a haber descubierto el año pasado dos genes humanos muy
parecidos a los responsables de la síntesis de las proteínas receptoras del OVN
de las ratas, el lugar donde se acoplan las feromonas. El único problema, según
Axel, es que los genes humanos contienen secuencias que determinan la síntesis
de proteínas receptoras pequeñas que seguramente no podrían cumplir la misma
función.

Robert Taylor


imagen
imagen
Imagen
El ARTE DEL BESO

El beso expresa una amplia gama de emociones, desde la gentileza y la
ternura, la consideración hasta las sensaciones profundas de erotismo y de
pasión.



1. EL BESO NOMINAL. Es el simple beso de contacto entre los labios de
la pareja.


2. EL BESO DE SUCCIÓN. La mujer toma entre sus labios el labio inferior
de su pareja y lo introduce en su boca mientras el hombre ejerce una
movimiento de succión.


3. EL BESO DE LENGUA. La mujer toca con su lengua los labios del hombre
y cerrando los ojos coge al hombre por la sien e introduce la lengua
dentro de la boca de su pareja y viceversa.



Otras variantes:



1. EL BESO DIRECTO. Los dos labios buscan contacto con los de su pareja.


2. EL BESO INCLINADO. Los dos amantes se besan los labios con la cabeza
colgando hacia detrás.


3. EL BESO VUELTO. Cada uno de los miembros de la pareja gira su cabeza
en sentidos opuestos para besarse mutuamente e incluso se pueden coger o
acariciar el mentón al mismo tiempo.


4. EL BESO DE PRESIÓN. En el que uno de los amantes aprieta fuertemente
sus labios contra el labio inferior del otro.


5. EL BESO DE GRAN PRESIÓN. Uno de los amantes, toca con el dedo el
labio del otro y además le besa con la lengua.


6. EL BESO DEL LABIO SUPERIOR DE LA MUJER. El hombre besa el labio
superior de la mujer mientras que ella besa el inferior del hombre.


7. EL BESO GRAPA. Uno de los amantes toma entre sus labios los labios
del otro.


8. EL COMBATE DE LENGUAS. Los amantes introducen sus lenguas en la boca
del contrario y tocan también con ellas los dientes al paladar.


9. EL BESO DE SEGUIMIENTO. Se espera que uno de los amantes inicie la
acción de besar y el otro le siga alcanzando un ritmo frenético.


10. EL BESO DE LOS DOS AMANTES. Entre amantes se juega a quien ser el
primero que atrapar con sus labios el labio inferior del otro.


11. EL BESO DE TENTACIÓN. La mujer besa al hombre de todas las formas
posibles y el hombre permanece individual sin corresponder hasta que no
puede más.



No olvide los besos de después. Al finalizar la relación sexual es muy
importante que bese tiernamente a su pareja en los labios, nariz, el
cuello... Así demostrará a su pareja su felicidad por tener al lado una
mujer que ha sabido provocarle tanto placer. No olvide que los besos
posteriores al acto sexual son tan importantes como los preliminares.


"Cada cosa que uno de los amantes hace por su pareja debe ser devuelta
por el otro. Beso por beso, caricia por caricia, golpe por golpe".


Kama-Sutra



Todo un Secreto... El Labio Superior de la Mujer
Para muchas mujeres el beso dulce y tierno es uno de los excitantes más
eficaces. Pero es importante considerar las distintas fases. Empiece con
los labios juntos, tiernos y calientes. Después de cierto grado de
excitación siga con besos más intensos y húmedos. Pasado este estado
pruebe con la lengua, introduciendo la punta en la boca de su pareja y
viendo la reacción de ésta; si al retirar su lengua ella le sigue con la
suya, aventúrese a más.


Recuerde que los músculos de la cara y la boca deben estar distendidos,
así se podrá establecer un contacto más intenso y gozar de una mayor
sensibilidad.


Los tratados eróticos establecen que el labio superior de la mujer es
una de las zonas más erógenas de su cuerpo, incluso se hace referencia al
canal nervioso que une directamente el labio superior con el clítoris.


El Kama-Sutra al igual que otros textos indica que si el hombre
estimula el labio superior de su compañera mordiéndolo y succionándolo
suavemente, mientras ella juega en el inferior de él, es muy posible que
se provoquen olas de placer para ambos.


imagen
Propón un tema:
msjtantrico@aim.com
imagen